¿Cómo se relaciona la laicidad con la vida y la sociedad?

La laicidad de la vida social pide para sí que todo lo que atañe a lo religioso debe mantenerse en el ámbito de la vida privada (y por tanto que sea individual y facultativo), pero también que todo lo que concierne a la vida pública, cívica y política esté alejado de las influencias religiosas y de las creencias comunitarias.